Fiscalía imputará cargos al gobernador de Córdoba Edwin Besaile.

El Ex gobernador de Córdoba Edwin Besaile, conocido en el bajo mundo por liderar el cartel de la hemofilia junto con su hermano Musa Besaile, quien es investigado por la corte Suprema de Justicia por el cartel de la toga. 

El cartel de la Hemofilia consistía en desviar recursos destinados para el tratamiento de esta enfermedad, y por el cual Edwin Besaile, es responsable de irregularidades en el manejo de estos dineros. La fiscalia dio a conocer que la próxima semana se  conocerán las fechas de las audiencias en donde se le imputara los cargos por delitos de Peculado y Concierto para delinquir.

Y es que la novela del cartel de la Hemofilia ha tenido varios episodios: en Octubre del año pasado,  dos investigados por este cartel quedaron libres: El fiscal Daniel Diaz, quien estaba a cargo de las investigaciones en un inicio y luego resulto culpable por sobornos, y el ex secretario de salud de Cordoba, Jaime Pareja Aleman, acusado de concierto para delinquir y cohecho.

Estos dos personajes favorecieron ante el proceso legal a los Hermanos Besaile, y junto con ellos el Ex gobernador del departamento Alejandro Lyons, que entre otras cosas se ha robado mas de 40 mil millones de pesos de los recursos destinados al departamento de Córdoba y que a su vez, posiciona a su familia en cargos públicos para su beneficio.

Comunicado de prensa fiscalia

La Controlaría, en otra de las investigaciones, tiene abierto un proceso de responsabilidad fiscal al gobernador Besaile por $1.525 millones. Según el organismo de control, la gobernación pagó ese saldo a la IPS San José de la Sabana S.A.S. En ese informe dice que la IPS facturó a la Gobernación de Córdoba el supuesto tratamiento y entrega de medicamentos de 14 personas, afirmando que habían sido diagnosticadas con hemofilia o enfermedad de von Willebrand. Sin embargo, dichos tratamientos no cuentan con soportes ni actas de comité técnico científico. Asimismo, tampoco estaban las historias clínicas que justifiquen el pago.

A pesar de las irregularidades, según la Contraloría, la Gobernación pagó el total que facturó la IPS por este concepto mediante giro de recursos efectuado el 23 de mayo de 2016 por cuantía de $1.525 millones de pesos, como consta en el certificado expedido por el Banco de Bogotá.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.