La minería en Colombia: opción de trabajo y destrucción del medio ambiente.

 En Colombia la inversión en minería supera los 2 mil 900 millones de dólares, lo que tiene un impacto sustancial en la inversión social, la competitividad en el sector productivo y, al final, en la calidad de vida de los colombianos.Muchos de los recursos provenientes de la minería son canalizados a través de las regalías, que son el segundo presupuesto más importante del país, después del general de la nación, permitiendo la financiación de cerca de 12.090 proyectos desde el 2012, por un valor que superan los 36 billones de pesos.

Los recursos se han materializado en la construcción de vías, acueductos y alcantarillado, centros de salud, educación, vivienda, en proyectos productivos de pequeñas y medianas empresas, en la tecnificación agropecuaria, entre otros muchos proyectos sociales.

Esto a pesar de las dificultades que muchas personas encuentran a la hora de ver en este sector productivo una actividad positiva para el país. En las calles colombianas algunos asocian la extracción minera con destrucción.

“Están dañando todo lo que se llaman los afluentes, los ríos, todo lo que concierne con el ambiente”, sostiene un habitante en Bogotá.

Esa posición contrasta con la de otras personas que ven en la minería una fuente de trabajo y crecimiento económico para la nación. “Hay muchas zonas del país que viven de eso, muchas familias que viven de eso, entonces no se puede como tal decir no a todo lo de minería”, resalta una joven bogotana.

El Gobierno Nacional es consciente de la división que existe en torno a la minería, sobre todo por el tema ambiental que está ligado a la extracción de recursos naturales. A pesar de eso, el viceministro de Minas, Carlos Cante, pondera los inmensos avances que a lo largo de la historia el hombre ha logrado gracias al uso de los recursos provenientes de la tierra.

“Muchas de las cosas que tenemos hoy no las podríamos tener, el acceso a un mundo que ha avanzado con base en las telecomunicaciones. La minería está presente en todas las actividades diarias, el hecho de poder comunicarnos. Construir edificios, desde la arena, el balastro, los ladrillos, los materiales de construcción, absolutamente todo tiene que ver como la minería”, expresó Cante.

Para el viceministro es necesario trabajar en la articulación de las dos áreas: minería-ambiente, y de esa manera lograr que los colombianos resalten todos los aporte que ese sector le brinda al país, y que hoy son empañados por un desconocimiento generalizado.

“Ese es el gran reto que tenemos como colombianos, que entre las instituciones, las empresas y las comunidades logremos construir ese modelo de relacionamiento adecuado que nos permita a todos entender de manera informada, de manera clara, cuáles pueden ser impactos potenciales y los beneficios potenciales del desarrollo de una actividad minera”, puntualizó.

Por su parte, el viceministro de Regulación y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Willer Guevara Hurtado, explicó que la sostenibilidad es una palabra que debe marcar el rumbo de la actividad minera.

“Todo proyecto debe hacerse cuidando el ambiente, y hay un concepto que se llama sostenibilidad. Nosotros tenemos que pensar que las actividades mineras tienen que ir de la mano del medio ambiente, con las comunidades”, subrayó Guevara.

El tema minero es uno de los platos fuertes de la actual contienda electoral, la mayoría de los candidatos a la Presidencia de la República coinciden en la necesidad de seguir fortalecimiento este sector, sobre todo en momentos en que la economía del país se encuentra estancada.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: