Nairo Quintana ganó la etapa 17a del Tour en histórica jornada

El colombiano anotó hoy en su palmarés el ser primer ganador del ascenso al Portet, que fue introducido para la etapa 17 de este 105° Tour de France. Tras una escapada de 15 kilómetros a pie de puerto, el ciclista del Movistar Team demostró sus cualidades de escalador y cruzó primero la meta en Saint-Lary-Soulan.
Quintana, quien este lunes, última jornada de descanso y tras una semana donde su equipo pasó trabajos y se vio superado físicamente por el Team Sky, aseguró sin embargo que ya han estado “más lejos que ahora del objetivo a estas alturas de carrera” en otras ediciones, mostrándose optimista por lo que resta de la carrera y animado por la etapa de este miércoles, en la que aseguró que en Bagnères de Luchon saldría “como un león” en la largada de este tramo de 65 kilómetros que, de forma novedosa y siendo por mucho la etapa más corta del Tour, no contó con partida neutralizada.

En efecto, el boyacense lo confirmó: “me ha salido como esperaba. He salido como un león. He dicho y he puesto la palabra para todos los colombianos”. Quintana destacó el trabajo de sus gregarios, los españoles Alejandro Valverde y Marc Soler, que lo ayudaron a retomar tras pinchar -Andrey Amador fue instrumental al cederle al colombiano su rueda- y luego tiraron del pelotón, tomando la vara del Ag2R y desgastando a los corredores del Sky. Al llegar al Col de Portet, el paso de montaña más alto de los Pirineos franceses, Quintana sacó su casta de escarabajo y atacó respondiendo al irlandés Dan Martin (UAE Team Emirates) y lo venció en la escalada.

“Estuvimos un poco deprimidos en los últimos días, así que necesitábamos esta victoria”, fueron algunas palabras de Nairo Quintana, que con el triunfo de hoy, escaló también al 5° puesto de la general y logró arrancarle 47 segundos al líder Geraint Thomas, ubicándose a 3’30” del galés y a 59” de su compañero del Sky, Chris Froome, archirrival del pedalista colombiano, que a falta de dos etapas más de montaña en los pirineos incluyendo el mítico ascenso al Tourmalet, se proyecta a enfundarse por fin el maillot amarillo de la “Grande Boucle”.

You May Also Like