Superintendente Nacional de Salud previno cáncer de piel gracias a chequeo oportuno.

El Superintendente Nacional de Salud, el odontólogo Fabio Aristizábal, le salió al paso a la célebre frase ‘los médicos también se mueren’, pues antes algunos leves síntomas en su piel decidió acudir al Hospital Univerisatario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta para descartar cualquier complicación.

“Hicieron una inspección de la piel, yo tenía unas angustias porque me han estado tratando unas lesiones que tenía en la piel; me detectaron unas lesiones, que ya empezamos, como ustedes pueden ver, a tratar”, expresó.

Durante el chequeo, los especialistas encontraron algunas lesiones producto de la intensa exposición solar en la que por años se ha visto inmerso el doctor Aristizábal, especialmente por la práctica deportiva sin la protección necesaria.

“Tiene unas lesiones que se denominan lentigos solares. Son unas manchitas cafés ubicadas en las partes fotoexpuestas, básicamente. Son de buen pronóstico porque vino a tiempo”, explicó la dermatóloga, Aida Rojas.

Precisamente la prevención es una de las enseñanzas y reflexiones que el Superintendente subraya de su visita al Centro Dermatológico, entidad pionera en el cuidado de la piel a nivel América Latina.

“Los colombianos deberíamos sacarle tiempo a la prevención (…) es mejor prevenir que curar los tratamientos oportunos la detención del cáncer oportuno es mucho más fácil que lo traten los profesionales y no después un cáncer profundo”, sostuvo.

Así lo ratificó la Dra. Rojas. “Si uno lo detecta a tiempo se puede mejorar sin problema, si lo dejamos avanzar se puede volver un lentigo maligno, que es un tipo de cáncer de piel”, manifestó la especialista.

Ahora, el Superintendente deberá seguir las recomendaciones hechas por los especialistas para tratar las lesiones encontradas en su piel y de esa manera decirle a los colombianos: amo y examino mi piel.

 

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: