Turritopsis, la Medusa Inmortal.

Muchos han tratado de descubrir el secreto de la vida eterna y a su vez han fracasado en el intento. Al menos en los cuentos de leyenda y mitología es lo que se cuenta en todo el mundo. Pero existe una especie animal que es técnicamente inmortal Biológicamente.

La medusa Turritopsis nutricula, es el único animal catalogado biológicamente inmortal, Vive en los mares del caribe, con un diámetro de entre 4 y 5 milímetros. Posee un gran estomago de color rojo, tiene ocho tentáculos en su edad temprana, y pueden llegar a tener entre 80 y 90 tentáculos en su etapa mas adulta.

Inmortalidad.

La vida de la Turritopsis comienza en el estomago de sus padres, quienes mantienen un saco de huevos en donde la medusa se encuentra en estado de larva. Con el paso de los días, las medusas padres dejan en el fondo de mar pequeñas colonias de huevos llamados Pólipos. Luego de dos días el huevo se incuba y la medusa nace. Su desarrollo depende de la temperatura del ambiente, entre mas caliente el agua mas rápido llegara a su etapa adulta.

Su inmortalidad data de unas células especiales que la medusa tiene al rededor de su cuerpo. Para los científicos esto es un misterio, ya que las medusas pueden dominar los procesos de estas células a voluntad en cualquier etapa de su vida.

Cuando la medusa llega al “ocaso de su vida” la campana que recorre su cuerpo se torna mas roja, y algunos tentáculos se desprenden. Es aquí cuando estas células comienzan su función, como la metamorfosis para las Orugas, las células de la medusa crean estolones y pólipos, en el cuerpo de la medusa. Estos pólipos se multiplican a tal punto de crear Hidrozoos Coloniales: pequeños granos llenos de células nuevas y jóvenes que pronto se reincorporaran a la medusa. De esta forma la medusa revierte su ciclo de vida de adulta a pólipo y viceversa.

Junto con esta medusa existen otras dos especies que hacen este proceso. la medusa Laodicea undulata y Aurelia. El proceso por el que pasan estas medusas para volver a la juventud es muy rápido. siendo así la única especie animal declarada inmortalmente biológica.

Pese a ser inmortal, la medusa puede morir por enfermedades, o ser comida por otros animales. Esta medusa es la presa del famoso Plancton. Su impresionante habilidad para evitar la muerte es estudiada por científicos, que creen que estas células del cuerpo de la medusa, son un tipo de células madre que cumplen funciones metabólicas increíbles. Por esta razón son estudiadas para enfermedades genéticas como el cáncer.

You May Also Like

A %d blogueros les gusta esto: